Mi bebé no quiere comer

mi-bebe-no-quiere-comer

Los niños pueden comer y dormir casi todo lo que quieran, y sin embargo, es en lo que más problemas dan. Nosotros, los papás y mamás, sólo deseamos poder comer y dormir más. Curioso, ¿no? Vamos a centrarnos en la comida… Ese momento en el que mi bebé no quiere comer y se cierra en banda a abrir la boca, a lo que se suele pensar: «No quiere comer, no tiene hambre, va a empezar a adelgazar, se va a poner malo”. ¡Stop! Hoy en Sleep AA os damos un par de consejos para que no cunda el pánico en este tema.

 

Crear el hábito

Debemos diferenciar entre hambre y hábito de comer: lo primero es una necesidad biológica. Lo segundo es algo que los padres debemos aprender a inculcar en nosotros, para después hacerlo en nuestros pequeños. Esto no se hace de un día para otro, ¿cuántos de vosotros habréis probado mil maneras de darle la comida al peque y no ha dado resultado? Los hábitos tardan en crearse, debemos ser pacientes y perseverantes.

Antes de nada hay que fijar un horario para cada comida, y no podemos darle de comer fuera de esas horas. Si se deja algo de comida al mediodía, deberemos esperar a la hora de la merienda. El niño debe aprender que sólo puede comer a esas horas. Poco a poco espabilará, y se comerá todo lo que haya en el plato para no pasar hambre entre una comida y otra.

 

No perder el control

¿Por qué? Cuando mi bebé no quiere comer comienza la desesperación, algo que el niño percibe, consiguiendo así que se ponga a la defensiva. Si perdemos los nervios, perdemos nuestro rol de guías, el niño no nos hará caso… debemos ser nosotros quienes no le hagamos caso cuando intente chantajearnos para no comer, al final el hambre le conducirá a pedirnos comida.

Es normal que un niño no acepte todo de primeras, debemos ser conscientes de ello y actuar con inteligencia, es decir, con un método que requiere su tiempo. Porque ni el avión, ni usar juguetes para distraerlo, servirán para educar a nuestro peque, sólo serán opciones que nos servirán en ese momento.

“Mi niño es muy especial para comer”

Esto quiere decir que nuestro peque sabe cómo manejarnos y hacernos pensar de esta manera. No debemos olvidarnos de quien manda, nuestro niño es como todos, simplemente aún no ha sido educado para comer. No debemos obsesionarnos con el tema, ya que esta sensación no nos ayudará en absoluto a educarle correctamente.

 

No engañes al niño

No vale disfrazarse para darle de comer, tampoco vale camuflar la comida con otros sabores que a él le gusten… hay que enseñarle los sabores de todos los alimentos tal y como son.

 

mi-bebe-no-quiere-comer-mamaRefuerzo negativo

Cuando el pequeño se comporte de manera inadecuada: no quiere comer, quiere comer otra cosa, quiere comer a deshoras… no debemos hacerle caso. En ningún caso cederemos a sus berrinches, ya que asociará ese comportamiento a salirse con la suya. Primero pasaremos de él para que olvide ese comportamiento, y luego le inculcaremos el buen comportamiento y cuando lo haga lo reforzaremos de manera positiva.

 

Refuerzo positivo

Cuando el niño realice un esfuerzo para comérselo todo, o para probar algo nuevo, nuestra obligación es mostrarle nuestro orgullo, que sepa que nos hemos dado cuenta y estamos contentos por lo que ha hecho. ¿Cómo? Caricias, elogios, piropos… los materiales sólo se usarán para situaciones más puntuales. Este gesto hará que el niño aprenda a repetir este tipo de comportamientos, será el paso clave para que se fije el hábito. Poco a poco dejaremos de reforzarlo, ya que no hará falta. Importante: Si no reforzamos positivamente un buen comportamiento por parte del pequeño, no volverá a hacerlo.

 

Dedicar el tiempo que sea necesario

Como ya hemos dicho, los hábitos tardan en crearse y los niños no ceden a la primera. Con estos consejos, paciencia, tiempo y sin perder los nervios, conseguiremos que los niños aprendan a saber cuándo y cómo comer.

 

Estos consejos básicos nos servirán para otras mil situaciones diferentes. Sabemos que no es fácil, pero no os agobiéis porque se puede 😉

En otros post siguientes iremos tratando estos temas. Si tenéis alguna duda escribirnos a contacto@sleepaa.com ¡Estaremos encantados de ayudaros!

  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • RSS
  • Pinterest