Aliviar los cólicos del bebé

diseno-sin-titulo-5

Cuando un bebé se pone a llorar hay detrás unos papás preocupados pensando por qué, primero pensamos en lo peor: ¿Está enfermo?, ¿le dolerá algo?, o ¿habrá comido lo suficiente?, ¿habrá dormido mal? La verdad es que hay mil causas por las que nuestro peque llora, una de ellas son los conocidos cólicos del lactante. Hoy te contamos consejos para aliviar los cólicos que seguro que no conoces.

Cosas que debes saber sobre los cólicos

Según el Doctor Morris Wessel, para denominarse que el bebé tenga cólicos debe llorar más de tres horas al día, más de tres días a la semana durante más de tres semanas.

  • Los cólicos suelen empezar a la misma hora y suelen durar el mismo tiempo.
  • El llanto por cólico tiene un grito más intenso, un grito más de dolor.
  • El cólico aparece sin motivo, no tiene nada que ver la situación en la que se encuentra el bebé.
  • Cuando el bebé tiene cólicos, lleva sus piernecitas hacia su estómago, tiene todo su cuerpo en tensión, y si tocas la barriga, estará un poco dura e hinchada. Además, lo verás más rojo de lo normal y que se queda sin aire por los llantos.
  • Los bebés que sufren de cólicos, por lo general, duermen menos horas de lo normal. Así que no te asustes.
  • Los cólicos desaparecen con la edad, cuando un bebé sufre de cólicos no quiere decir que el bebé esté mal de salud.

Consejos

  • Cuando el bebé está sufriendo en un momento de cólico, es muy difícil calmarle y que se relaje. No es que nosotros lo estemos haciendo mal, pero hay pocas cosas que podamos hacer en estos casos, salvo acompañarlo y darle todo el cariño y la tranquilidad que podamos.
  • Si llora, no pasa nada por cogerlo, cuando acaban de nacer y son tan pequeños necesitan sentirse seguros. No os machaquéis por eso.
  • Si nosotros estamos tranquilos, el bebé percibirá tranquilidad.
  • Si sabemos más o menos la hora a la que aparecen, podemos crear un ambiente relajante para que el bebé ya esté relajado. A veces la música nos ayuda a conseguirlo.
  • Importante: el contacto con el bebé. Que el bebé sienta su piel contra nuestra piel ya tiene un efecto relajante sobre él de por vida.
  • Cada peque reacciona de una manera distinta, algunos prefieren estar arropados entre mantitas, y otros sentirse sueltos. Se trata de experimentar con sentido común y ver lo que mejor les va.

Calor para ayudar a fluir el tránsito intestinal

Los masajes también son ideales, si realizamos unos ejercicios en la zona intestinal, reduciremos el dolor que pueda sentir cuando aparezca algún cólico. Eso sí, el masaje debe darse cuando el bebé esté completamente tranquilo y relajado. Un ejemplo de masaje sería presionar con suavidad haciendo movimientos circulares en el abdomen y/o en la espalda, siempre en el sentido de las agujas del reloj.

Hay veces que ni aplicando todos estos consejos el bebé deja de tener cólicos, lo único que podemos es intentar aliviarlo. Existe un método llamado el método Kusi Wawa que se realiza cuando el bebé está en plena crisis de cólicos, se trata de aplicar calor en la barriga mediante una banda especial, ¿para qué? El calor reducirá el dolor un poquito, y también ayuda a que fluya el tránsito intestinal, facilita la expulsión de gases, etc.

  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • RSS
  • Pinterest